The Rebels en el Hard Rock Café

The Rebels en su videoclip worldmakers
Imagen capturada del Vídeoclip de Worldmakers. Realizado por Javier de Prado

The Rebels ayer tocaron en la sala Hard Rock. A pesar de lo que ellos puedan decir (que me da igual, porque para Rebelde yo),  el resultado es de un excelente, porque es de agradecer que en directo la música sea viva, suene natural, y nada enlatada, que ofrezcan algo diferente, y ¡por fin!cambiaron el playlist, no empezaron con It’s Time when it’s time, sino con un tema nuevo que me gustó bastante, sonó a The Rebels, pero con una pizca de picardía que hace tiempo que no escuchaba. Entre el playlist sonaron las versiones, Every body should love you, I’m happy, Ding Dong Ding Dang, The Doll, y en Gold The Rebels Fan Proyect sacaron globos que juntos formaban la palabra Rebels, a partir de ese momento el público se soltó y los saltos no cesaron 🙂 (Deberían estar muy muy muy orgullosos de su público, yo no me incluyo, ¿eh?). Seguimos con temas que sonaron; The Wolf, Dad… Canción que dedicó a su madre, que es RE-GUAPA y RE-ELEGANTE, le soy tan fan (aunque la envidio un poco bastante), ella le mandó un dulce y tierno beso desde el público, y Álex le dedicó una de sus sonrisas. (Ahora podemos ver que Álex es guapo porque le viene de genética, no por milagros de la naturaleza, a otros la genética no nos aprecia tanto).

El concierto fue una dosis de adrenalina acelerada. Álex nada charlatán, aunque le rindió homenaje a Herman Hesse y su Lobo estepario, aunque tal vez, yo me quede con Demian, bueno, no estoy segura.

Hubo momentos memorables, como la improvisación de Alfredo, una performance de música experimental. La manera en que Álex recogió su copa caída en el escenario. La tirada de Alfredo al suelo… La indecisión de si hacer un bis o hacerlo de tirón. Cuando Juan dice que se vayan que quiere beber, le dan agua y no le convence así que pide una cerveza, que producción sin problema le dio. La subida de su Dancer que no recuerdo como lo llamaron, pero a mí y Charo, me recordó más a Santi Balmes de LOL. Un gran baile, movimientos frescos sobre el escenario que le dieron un toque de locura, y el momento de explotar los globos jugando con el sonido para hacer una composición improvisada pero rítmica.

Me hizo ilusión escuchar un trocito de life en directo, ¿Deberían versionar este tema para hacerlo cañero y poderlo explotar en directo?

Al final, proyectaron su videoclip nuevo. Una excelente obra audiovisual, por la que muchos artistas estarán envidiado. Además, aunque todos lo hacen muy bien, Álex debería ser actor. Y, tras ver este vídeo me planteo que ¿Será Javier de Prado el/la nueva Lyona del mundo de la música independiente?, porque la calidad es indudable.

Luego, hubo un post-concierto, como siempre, tampoco os habrá pillado de sorpresa. Ahí conocí a Juana, una chica majísima, que también lo dio todo en el concierto, un placer :). Me despedí como ochocientas y una veces, pero, como a mí no me gusta hablar, y a Álex tampoco, al final siempre termino volviéndome tarde, pero la verdad es que me lo pasé bastante bien con Álex, Juan, Alfredo, Víctor (promosapiens), Charo, y aunque corto , también el momento con Cris (espero no equivocarme, y que se llame así). Me lo pasé bien porque me reí de todo lo surrealista que envolvían las conversaciones. Son unos personajes de estudio sociológico.

P.D: Releyéndolo por encima, parece que estoy superenamorada de Álex, pero es que le soy SUPERFAN,  no sé por qué, pero le tengo mucho cariño, además de que es el que más juego da, porque es un CRACK.

Besos

Hoy nos vemos en Moby Dick, que toca VIKXIE, presentación de su nuevo disco.

The Rebels en Concierto joven de ondamadrid

Domingo, 24 de abril de 2001

El sábado, aprovechando que eran las 6 am y que mi madre en la panadería ya tendría preparado la primera hornada de dulce, aprovechamos y deayunamos. Aunque era tarde, o temprano, no fue impedimento para que me levantara a escuchar la entrevista de The Rebels en ondamadrid y deleitarme con su acústico.

La entrevista es un divertido caos. Juan y Álex parecen sacados de escenas de matrimonio.

Pongamos las canciones en acústico, para ambienter, luego pondremos la entrevista. Al revés del podcast. Encontramos los temas It’s time when it’s time, the troll, because I love you, life.

La entrevista… No tiene desperdicio, si uno dice A, el otro dice B, mientras que piensan en C. Juan reconoce no enterarse de nada, Álex habla con un estilo antisistema, mientras que la periodista Isabel les etiqueta como Hippies. Como en el salón de casa se encuentran. Muy divertida.

Este jueves tocan en el Hard Rock Café, así que, habrá que ir a verlos… xD

Idioterne

Cartel de Idioterne Víctor, Juan Sebastian...Idioterne volvió para sorprendernos con un concierto en la sala Siroco con motivo del vigésimo primer aniversario de la sala.

Decido caminar hasta la sala, puesto que hacía buen tiempo. Llego a la sala y estaba vacía, aunque en la puerta había un montón de gente, incluso el propio Mastropiero, pero paso de largo y me decido a bajar a la sala.  La música de ambiente era primeramente punk, posterior pasó a un folk americano con matices rock procedentes de Texas, para terminar en un grunge. La sala se empieza a llenar, entre los asistentes caras conocidas, miembros de Libens, Inlogic, Rufus T. Firefly (Víctor Cabezuelo, pero vamos que también forma parte de los dos proyectos anteriores), The Rebels, es decir, Alfredo y Álex fueron apoyar al tercer miembro, también estuvo Chuso, representando a Against the odds (ATO).

Llegan las 23.00 horas aproximadas y Idioterne se sube al escenario, la sala vibra, se emociona y en las primeras notas ya se pudo oler lo que sería el concierto. Tema tras tema seguían sonando igual de bien, sonidos limpios y enérgicos, precisos e inmejorables, está claro que el talento no se pierde y que los clásicos siempre triunfan. El público bailó, saltó, se dejó llevar por su música excelente. Es que es algo que, al principio del concierto no estaba segura de si merecería la pena ir a este concierto, puesto que el cansancio se apoderaba de mí, pero estaba claro que mereció mucho más que la pena y el cansancio se evaporó. Fue el perfecto final para un viernes lejos de ser bueno. Lo peor viene con la nostalgia de saber que probablemente era el último. Una pena porque son de esos grupos que podrías escucharlo segundo tras segundo sorprendiéndote cada vez más.

Hubo un detalle curioso, en el monitor de P.A, tenían puesto lo que podría ser el playlist, pero no sé por qué me dio la sensación de que era la letra de alguna canción que muy discretamente leía. Un buen sitio para la chuleta.

Los intervalos entre canción y canción fueron amenos, exceptuando un parón más largo de lo previsto, el humor primaba por encima de todo, el buen rollo y la complicidad se notaba, otro motivo más por el que no entender la decisión de dejarnos deleitar con su música.

Una de las preguntas estrella entre algunos asistentes (evidentemente los músicos), ¿pero conocías a Idioterne? Mi respuesta era sí, siempre había escrito sobre música, pero en cuadernos y en papel, plasmarlo en la Red fue una decisión que no pensé, y en un primer blog antecesor a Gramófono en la Red, el segundo grupo sobre el que escribí fue idioterne, del cuál también vi algún directo. Una de las canciones que me llamó mucho la atención en esa primera escucha fue Time & Soul, y me sigue impresionando. Sus creaciones me parecen limpias, sensatas e intachables, los tres componentes consiguen unificarse dando como resultado un solo sonido, se fusionan y complementan de manera fluida lo que hace que se convierta en un Rock dulcemente desgarrador. Olvidan la densidad y rechazan a la gravedad para poder elevarse a una calidad suprema fuera de los estereotipos.

Un concierto memorable, e inmejorable.

El postconcierto fue curioso, sobretodo por las reflexiones de Álex Rebels, su alma libre y lo grande que es hacen que este mundo para él sea una jaula, por otro lado estaba Chuso en la conversación siendo la mente sensata y realista. Yo, no tenía ningún rol especial. El resto normal.

También agradecerle a Chuso su lista de reproducción de los grupos rockeros que a pesar de su autogestión son demasiado grandes, así que podéis suscribiros: Spanish Bands know how to make Rock´n Roll (spotify)

Quiero decir, que en mi naturaleza de Grupi, no solo voy siempre a los mismos grupos y que desde el 2003 que llegué a Madrid y me hice myspace, no he dejado de indagar de perfil en perfil dejándome sorprender por lo que se cuece en el underground español.

Os dejo, que me tengo que preparar para una boda …

The Rebels en la sala el SOL

¿Preparados?¿listos? Empezamos con el tema estrella It’s time when it’s time que dedico virtualmente a Cristineken, que desde Copenhague no pudo asistir al conciertaco.

Un comienzo tranquilo para ir progresivamente dando caña y desfasando. Olía a Rock, se palpaba un ambiente vigoroso, unos sonidos realmente desgarradores, un exquisito postre para acabar la cena del viernes.

Su directo es especial, porque tiene la esencia de este rock garagero, lleno de fuerza, potencia, y sobretodo de subidón. Tema tras tema sin ser consciente de ello te sale un “wow”, y el concierto se compone de momentazos, como I’m happy, todo el mundo subido encima del escenario, brincando, cantando, sintiéndose estrellas del rock. Son una explosión musical llena de vida propia, capaces de mover cimientos y romper etiquetas, desquebrajar esquemas y desmotar el esqueleto, porque sus ritmos calan en tu cuerpo, de repente eres una marioneta de su música.

No recuerdo cuánto tiempo estuvieron tocando, pero Álex (a la izquierda) no estuvo nada charlatán, fue canción tras canción, y reconozco que todo es menos agotador cuando habla porque no nos dieron tregua, era un no parar de saltar, apenas pude apoyar los pies en el suelo (tal vez por eso duré toda la noche con los tacones). La canción de Gold y Der Wölf tuvieron una textura, y una escucha para mí totalmente distintas, esa sala subterránea, ese ámbiente enigmático, la gente llena de energía, fueron dos temas totalmente desmesurados que desde mi percepción no pasaron indiferente y tuvieron ese toque “sucio” (totalmente bueno, no en sentido de malo)que hace real el rock, que incita a ese mundo de sex, drugs and rock pero sin el roll, porque para nada tuvieron un sonido “ñoño”, ese pop que se disfraza de rock, fueron totalmente auténticos.

No podemos obviar cuando tocaron una canción compuesta por Juan, donde cogió primera fila con el bajo, y Alfredo se puso a la batería. – Ver vídeo – siguiendo la potencia de The Rebels, aunque tal vez algo más grunge. Aunque, la camisa desabrochada… se llevaría un ARG en el cuore. (no tengo fotografía de es emomento, pero sí vídeo, así que lo tendréis que ver, recomendable, recordar que es con una cámara de fotos)

Finalizando esta espesa crónica, mi gran aplauso es para el tema worldmakers, me encanta esa ruptura de la estructura, ese punk con pop marcando el rock. Tengo debilidad por esa canción. Me parece una extraña composición que realmente no copia a nada, ni se parece a nada, y en directo me parece tan fantástica. AGGGG, guardarla para el final es jugar bien las cartas.

El directo que ofrecen es una experiencia brutal, un cóctel delicioso, una bomba de relojería con un diseño de coleccionista.

El resto de la noche está censurada, pero tengo que reconocer que soy SUPERFAN de ÁLEX. ¿por qué? porque es un crack, simplemente y así de sencillo.

Aquí podéis ver algunos vídeos del concierto – http://www.youtube.com/user/Surfeandoenlared?feature=mhum#p/c/52F2066A61BE45FC-

Ya que antes hemos puesto una fotico de Álex, ahora vamos a poner a Juan (izq) y Alfredo (dcha), que también son remajos,  y se lo curraron en el concierto.

A pesar de la resaca, el único motivo por el que hoy me movería del sofá sería para volver a vivir un concierto de The Rebels, porque es de estos directos que te involucran, que te poseen, que son memorables. Así que como no va a ser así, vamos a ver movida en Roxbury.

P.D: Aviso a las personas que me aprecien un poco, nunca me dejéis con Charo sola de fiesta, porque…

Protegido: ¿The Rebels? Nuestra sesión de fotos

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

The Rebels

Tenía pensado hablar de «El arte de volar» premio nacional de cómic 2010, o de «Wassalon», también podría comentar que Utah es el bajista de Boat Beam, o hablar sobre Madatac y de mi charla con Brend Litermann, pero no, voy a comentar el concierto de hoy de THE REBELS en el juglar.

En Gramófono en la Red ya hablé sobre su disco, escuchado en spotify, (ya lo tengo físicamente) ahora vamos a hablar del concierto… desde el punto de vista…

Para comenzar decir, que estábamos citados a las 10:00 h, sabemos que como muy tarde empezarían media hora más tarde, pero ¿45 minutos? excesivo hasta para mí, no sabía yo que se tardaba tanto en quitarse los pantalones y ponerse una camisa, sí, tocaron con calzoncillos de cuadros y camisa de rayas, más o menos como en la foto. Nada más entrar me piden un donativo para lel club de fans, que iban con pelucas y pancarta (aunque, nuestras grupiadas son únicas).  ¿Contrataría a The Rebels? Musicalmente sí, puesto que son excelentes, no creo que lleven exceso de equipaje, en el escenario creo recordar que el backline es fijo, son sólo tres artistas, así que los gastos no podrían ser excesivos, pero habría que sumar al club de fans y amigos… eso sí que sería caro, porque no les faltan. Y en esa marabunda donde todos se conocían , Charo, Cris y yo ahí, en el centro de la sala.

El cantante /guitarrista en directo tiene la voz un poco más rota que en el “disco”, esto le da mucha más personalidad y distinción,  el sonido es mucho más desgarrado y energético, el groove es más fluido y parece que mientras tocan hablan con el público, además esos matices del rock clásico se marcan mucho más, así como el bajo se une a la guitarra para componer la melodía, mientras la batería rompe con todo. Me han encantado, la verdad es que ha sido muy corto, no sé si porque no tienen más repertorio o porque al empezar tarde… nos quedaremos con la incógnita.

En el concierto ha pasado de todo: las bromas entre colegas, un cantante con ganas de hablar, que hasta Alfredo (es que han dicho su nombre, y el de batería Juan…) lo ha comentado, no puedo pasar por alto el eructo que ha dejado caer (el cantante). También entre tanto rollo british de repente se oie fuera de micrófono, pero en el escenario “a tomar por culo”. El recurso de las contradicciones constantes en las frases de relleno entre canción y canción estaba de moda,  “empezando a acabar”, “medianamente nuevo”… Pero las risas están aseguradas, crean un ambiente cómodo y natural, se pierde la vergüenza y gana naturalidad, rompen la cuarta pared para hacer de su música en directo no sólo sonidos sino una experiencia. Son conscientes de que se ganan al público, de hecho lo ha dado todo, seamos fans de las fans y del público de The Rebels. Entre toda su charlatanería, las entrevistas sobran, puesto que sabemos que se llaman THE REBELS porque era el primer grupo que tuvo George Harrison.

Un concierto para recordar, más que nada, porque éramos las tres que no los conocíamos y nos habíamos dejado caer por ahí. Pero va mucho más allá, hacen un rock que une lo mejor del pasado mirando al futuro, saben deslizarse por los clichés e influencias sin caer en ellas, tienen un repertorio amplio y variado. Hablando en términos de sonido, su música no muestra imperfecciones, aunque en este concierto la guitarra pitaba de una manera no muy agradable, pero esto, gracias a ese gran sonido es un detalle sin importancia.

Muak muak

»