Vikxie esencia pura

Vikxie en acústico en el Búho RealEl concierto empezó agradeciendo a los asistentes su presencia, y no es para menos, Jueves 9 de junio tocaba Nudozurdo+la débil, Gel de Onán + Marcoos Doo the Secret, entre otros inmensos conciertos. Personalmente yo iba con miedo, miedo a desencantarme, puesto que su anterior concierto en Moby Dick me dejó como cuando te dejan a medias, esa sensación de sí, pero no. Presentó el Show como algo que va a ser tranquilo, así como es la primera vez que en acústico le veo de pie, sin taburete.

Luego, vino la mentirijilla de la noche, o así lo interpreté yo, porque la canción con la que arranca el concierto TE INVENTO no solo la tocó en el Búho Real, es más, la estrenó en el Picnic en octubre del 2009, me acuerdo perfectamente de ese concierto porque fue cuando escuché por Primera vez a Alex Ferreira, que aún no había sacado disco y la interpretación que hicieron los dos de Sonrisa Valiente me cautivó. Unos problemas “técnicos vocales” le impedían dar las notas más agudas pero sin ningún problema ha salido del paso, y solucionado en cuanto avanzaba el concierto. Su desparpajo natural hace que eso no sea un problema, sino algo de lo que hacer mofa.

Ya era hora ha sonado tal cuál es la canción, un poco más tranquila pero sin modificaciones, he de decir que no es de mis preferidas. De mi preferida hablaré al final.

Para continuar su segundo disco Por Arte de Magia aunque el tema llévame ya lo hayamos escuchado más de una vez, pero esta vez ha sonado diferente. Me ha sorprendido, no he tenido la sensación de deja Vu, sino por el contrario me ha vuelto a enamorar, ha sido ese olor de siempre que te recuerda a un ahora. Brillante.

Para el cuarto tema, llega el momento Vikxie en el festival del Humor, en acústico sabemos que se suelta hablando, que hace sus bromas, que se siente incómodamente cómodo, esos momentos en lo que te intimidan que te miren pero sigues cogiendo protagonismo porque a la vez te gusta. La introducción de Inmigrante sencilla era en su esencia y concepto, pero ha hecho un nudo de marinero para luego deshacerlo, pero ha estado divertido.

Y Loca de atar me ha sorprendido gratamente en acústico, era una canción que en mi cabeza suena bajo unos recuerdos y este nuevo formato me ha hecho apreciar matices que he pasado por alto y son realmente buenos, una estructura perfecta, pero el bajo y la batería parecen que le dan un toque desenfrenado y perdido en el directo en eléctrico, pero en esencia es todo lo contrario. BRUTAL.

Aunque ha intercalado algunos temas de su primer disco, que esta vez ha estado compensado, y perfectamente estructurado el Playlist, ha sido de Chapeau.  Sigamos con Por Arte De Magia, caso perdido ha sonado a la balada, me ha recordado a la sensación que te dejaba el tema de Mi corazón en el anterior disco. Una bajada que se retroalimenta de una subida, una caída que te levanta en el estribillo.

El toque canalla, como era de esperar, le tocaba a Lola García que ya habíamos escuchado en el Búho en otro de sus acústicos, pero esta vez ha sonado menos pop y más desobediente :). Mis amigos es otro de los temas que hemos escuchado en acústico por ejemplo en el Siroco, y está claro que amigos no le faltan, porque el Búho estaba lleno de ellos, como Luis el Roto que se ha ganado una canción dedicada, y ha sido anunciado como uno de los mjores y más sorprendentes músicos para Víctor, curiosidad es lo que siento yo ahora, la cuestión es que cuando le he visto he corroborado que lo conocía, pero no escuchado, el mundo es muy pequeño.

Brighton que al principio en el disco me dejó algo fría me ha parecido muy natural, realista, le he visto el encanto que no le supe ver a primera vista. Para cerrar ha usado Presidenta, y la presentación que ha hecho me ha mosqueado un poco, porque  ha hecho ha sido bastante claro y despectivo…, y una vez él me describió con una palabra que se puede relacionar con ese tema, no sé si era su intención o es que es así como me ve. UPS, en realidad da igual.

Del primer disco ha sonado El juguete no podía faltar, es un clásico entre los temas de Vikxie, y me deja muy buen sabor de boca ese rollo reggae-rock-pop, es un tema del que no me canso, y de hecho en el concierto de INLOGIC uno de los temas me recordó un montón al principio de este, lo tengo incrustado en mi cabecita. Tampoco podía faltar Si te Marchas, Rosas y Champán, y calle abajo que ha sido el clásico de VIKXIE de olvidarse de las letras de las canciones, un tema muy sensual que me provoca.

El momento más emocionante para mí ha sido cuando ha tocado Corazón desafinado un tema tan simple que lo hace exquisito, para mí ha sido el tema impecable, y verlo en acústico me ha puesto la piel de gallina, he escuchado ese tema al desnudo y me sigue pareciendo igual de grande, el piano ha sonado dulce, tierno, roto, un tema en el que me perdería y no me importaría no encontrarme.

Pero no todo es un camino de Rosas ni de Champán, creo que se ha excedido sobre los comentarios a su bebida llamada cantarín, y el intento de hacer reir constantemente a la gente. Es un artista que aunque lo dice en un tono correcto se le nota la ironía y lo que le molesta, como el móvil, que hablen… en parte lo entiendo pero no disimula bien, eso puede hacerle perder puntos. Se libra porque ha pedido perdón, pero ha tenido una contestación en un tono que no procedía. Entiendo que te tiene que molestar esas cosas, pero hay que llevarlas, porque el concierto era caro a no poder más, teníamos derecho a no escucharle. Un acústico 8 euros anticipada, 10 euros en taquilla sin consumición, es un poco un robo a mano armada, está claro que a lo mejor él lo vale, pero un concierto de 75 minutos… de los cuáles en temas habrán sido 50… Ahora os preguntaréis ¿entonces por qué has ido? Yo también me lo pregunto, pero tenía ganas de quitarme el sabor de boca que se me quedó en el Moby Dick, así como mucha curiosidad de ver ese segundo disco al desnudo y apreciar cosas que muchas veces tapan la batería, el bajo, las guitarras eléctricas e incluso el piano. Para el próximo me lo pienso. 🙂

En realidad la estructura del concierto, aunque con un poquito menos de bromas, tal vez, ha sido perfecta. Temas nuevos, antiguos los justos, descaro natural, desparpajo, sonidos frescos e impolutos dentro de lo que hay. Carisma en el escenario y sobretodo mucho VIKXIE.

 

 

Anuncios

Inlogic en acústico

Inlogic presentó un nuevo formato de su música hard rock a un folk americano en la sala galileo galilei. Un formato que a mí me gustó muchísimo más por varias razones, la primera porque no deja de ser animado, la segunda porque al ser más tranquilo la corrección en la ejecución del sonido no se devalúa con el avance del concierto, la tercera se aprecia mejor el valor expresivo de su música, y pueden aportar variedad al espectáculo como violín y chelo, además de añadir la riqueza de una guitarra más y ayuda en percursión. Me parece más elegante y distintivo.

El público estuvo atento y callado, cosa que ellos agradecieron desde el escenario y no es de extrañar porque en los conciertos de Libens que los inlógicos han estado de espectadores nunca se han callado para escuchar, así que a ver si ellos aprenden para cuando sean público.

Antes de que empezaran me encontré con Julia (batería de Rufus T. Firefly) y Arturo, que me hizo mucha ilusión verlos, así que la cosa no empezaba mal.

La emoción se palpaba en el ambiente y la cara de satisfacción de ellos plasmaba lo que estaban disfrutando, la verdad es que fue una grata sorpresa este concierto, aunque matizar que era difícil sorprenderme puesto que veníamos de ver Press  el espectáculo del coreógrafo y bailarín Pierre Rigal, que eso sí que me impresionó, hablaré de esto en otro post.

El concierto fue rodado, versiones de los beatles, de su primer trabajo así como del segundo, y contradictoriamente una de las canciones más animadas fue la más “lenta de su último trabajo”, in the sun . Una pena que el violín y el chelo solo se apreciaran bien cuando las guitarras dejaban de sonar. El espectáculo fue en crescendo y variopinto, la flexibilidad de sus composiciones en adaptarse a la diversidad de géneros es apabullante, y evidentemente un apotéosico final.

Me hice muy fan del Batería de Inlogic, porque transmitía la felicidad en estado puro, al contario que el resto de baterías no pone cara de estreñido, sino una sonrisa permanente como Rams de The Right Ons, y Julia tampoco pone cara de estreñida simplemente de concentración pero sonríe también.

El concierto se prestaba tanto a estar de pie como sentado porque las canciones no pierden fuerza y transmiten de la misma manera, es más, como dije al principio ganan en valor expresivo, pero en este caso era para estar sentados y simplemente dejarte llevar por la música, pero acabando el concierto los fans fans fans de Inlogic, los que están en todos los conciertos y se ponen a brincar en primera fila que es cuando tienes que decidirte si ir al final del local o de la sala directamente por miedo a poner en peligro tu vida fueron a darlo todo, el problema vino cuando se quedaron de pie durante el bis y la gente que no podíamos ver pedíamos que se sentaran, pero ignoraron las peticiones con por favor, así como no se sintieron aludidos cuando gritaron “que empiecen a cortan cabezas”, así que ahí el ambiente se tensó bastante e incluso uno de los espectadores les tiró un periódico para ver si hacían caso, no sé, no soy quién para juzgar pero si querían estar de pie se podían haber puesto en un lateral o detrás, porque no dejaron ver el final del concierto, y más si te lo han pedido. Así que por más que intento empatizar con inlogic siempre hay un broche final que no me deja con el buen sabor de boca que se merece el evento. Aún así, no me rindo, y voy siempre que puedo, de hecho es el grupo con el que soy fan pero de manera extraña. Musicalmente me gustan mucho, pero no termino de disfrutar al 100 por 100 en los directos por factores externos a la musicalidad, aunque no internos en mi persona,  pero en este último un 98% lo hice y por eso salí tan encantada, deberían apostar más por este formato.

Para terminar apostillar que para mí fue un concierto que sonó muy bien, que la música fue perfecta y que volvería a repetir. Encontrarte con espectáculos diferentes siempre es un premio, y cada vez más un tesoro que se haya escondido en los rincones más insólitos de la capital. Este concierto me ha despertado de nuevo el gusanillo de ir a conciertos, días atrás comenté: “Estoy cansada de ir a conciertos y encontrarme siempre lo mismo, es sota caballo y rey”, pero ahora sé que hay muchas cosas por descubrir.

Recomendable INLOGIC. El resto de la noche está censurado.

Diría Apnea, pero mejor ______________ en acústico

Apnea en la divina comediaNo es un concierto en un salón de casa, sino en La divina Comedia. Algunos miembros de Apnea, junto con la colaboración de Jorge, se tocaron unos temas en acústico para amenizar el café, o ese es el concepto que Víctor quiso darle a este conciertazo.

Me sentí una privilegiada, o una agregada, da igual, invitaron exclusivamente a amigos, sé que no estoy en ese grupo, pero tuvieron el detalle de acordarse de mí y eso me hizo sentir muy especial, aunque solo fuera por comprimiso, o quedar bien, el detalle se lo agradezco mucho.

En mi cabeza, por mucha imaginación que tenga, nunca pensé que los temas de Apnea pudieran sonar tan bien. Empezaron con Polaroids, ahí me dejaron algo anodada, pero cuando continuaron con 101… se me cortó la respiración, esa canción me tiene enganchada, tiene algo que me remueve, me inquieta y a la vez me relaja, es como un abrazo en momentos de soledad, y una sonrisa en momentos de lágrimas. En acústico la canción no perdió nada, es más, hasta puede ser que me gustara más, tal vez fueran las ganas de vivirla de nuevo, aún saboreo cuando la escuché por primera vez en Moby Dick. Esta canción, el vídeo de youtube, siempre me lo pongo cuando no encuentro oxígeno y siento que me ahogo, cuando parece que el sentido se ha esfumado, y me desespero con la realidad, por eso escucharla de nuevo en vivo y en directo me emocionó. Pero el concierto no tuvo solo ese momentazo, cada tema formaba parte de momentos especiales. Consejos desde Tokyo, primera canción que escuché de ellos en directo, y que recuerdo con anhelo, porque hace ya casi 4 años que no voy con Priscila a un concierto (antes éramos inseparables y ahora nos vemos de allá para cuando a pesar de que vivimos a cinco minutos, cada una tomó su camino tras decidir que era hora de separarnos tras cinco años de convivencia). Los Beatles también tuvieron su homenaje, con esa versión para el recopilatorio con While My Guitar Gently Weeps, sonó diferente está claro, pero no muy diferente al eléctrico, porque estaban muy compenetrados.

Las sorpresas no cesaron y en uno de los temas del repertorio el camarero salió a deleitarnos con la voz, y esa energía, parecía que habíamos perdido el sentido del acústico, para pasar a un concierto en eléctrico. 🙂 . No recuerdo muy bien si esto pasó con la canción de Everlong, creo que sí, pero no estoy segura. (Qué mala memoria, perdónenme, sobretodo Mofo, que ya le timé conque este blog no es una guía del ocio).

En este especial concierto Principios Estáticos no podía faltar, al igual que no podía faltar ayuda sinfónica, canción con la que acabaron y la gente vibró, formó parte del espectáculo y tras su última nota empezó a aplaudir sin saber cuando dejar de hacerlo, un momento muy nostálgico. La verdad es que no tiene explicación porque tampoco soy alguien tan cercano a ellos para empatizar, pero siempre es una alegría ver cómo su esfuerzo está recompensado y valorado por el público.

He dejado para al final un tema con el que han “presentado” como un posible proyecto, no sé quienes estarán metidos en él, quiénes formarán parte, han girado un poco hacia al folk, suena diferente pero sigue siendo un molde distinto para la misma masa, cuando he escuchado la palabra vértigo (o eso quiero recordar) al inicio, he tenido la sensación de que es que siguen siendo ellos, su talento no se pierde, y su capacidad de transmitir no se ha evaporado. Espero que este proyecto salga adelante y podamos escuchar más temas, porque me encanta como dan forma a su música consiguiendo la etiqueta de especial.

Una vez fuera de lo musical, comentar que Jorge, el chico del cajón, no había ensayado y lo ha bordado. CRACK.

Ha habido momentos muy entrañables como las miradas entre ellos y las sonrisas de complicidad, cuando se emocionaban con el público y como no, la naturalidad de Mario en sus comentarios. Sus rostros eran transparentes, daban ganas de darles un abrazo y decirle que se merecen eso y mucho más, porque al principio estaban como extrañados de que la gente se acercara para verlos. Un infinito de nota les pongo.

Otro momento en el que he temblado, ha sido cuando en la puerta mientras Mario fumaba, y esperaba para por lo menos despedirme, un señor que estaba ahí le dice a Mario:”Si te digo una cosa no te enfades”, Mario muy educado le responde que no, que se la diga, por supuesto. Mi mente creo que ese pensamiento tenía forma de rezo “que no le diga que se parece a…” jajaja, pero simplemente le ha dicho que Jorge era muy bueno. Digo lo de despedirme como si no fuera una malqueda, pero ni me despedí de Emilio, ni de Víctor, todo tiene su por qué. Para ellos este concierto era demasiado especial, había venido un montón de gente que ellos aprecian y son importantes para ellos, por lo que he considerado conveniente no interrumpirles y disfrutasen al máximo de su momento. No es que a Mario le quisiera interrumpir, pero es que me ha pillado de camino 😉

Tampoco me despedí de Alberto y me costó saludarle, de repente me he vuelto tímida. Al igual que al llegar que no saludé a nadie, ¿por vergüenza? Pues aunque parezca increíble sí. Me dan mucho respeto, además de que Emilio y Mario no sé si se acordarían de mí.

Con la emoción no puedo dormir, y me pongo a escribir (llevaba tiempo sin tener tantas ganas de hacerlo) una maravillosa y soleada tarde de domingo que he compartido con Noe y María. Noe, – Los entresijos de la moda– que se nos va a San Sebastián a vivir, porque le han ofrecido una gran oportunidad profesional, solo de pensarlo se me encoge el corazón y la pena me invade, es puro egoísmo, lo sé, pero no puedo evitarlo.

The Rebels en Concierto joven de ondamadrid

Domingo, 24 de abril de 2001

El sábado, aprovechando que eran las 6 am y que mi madre en la panadería ya tendría preparado la primera hornada de dulce, aprovechamos y deayunamos. Aunque era tarde, o temprano, no fue impedimento para que me levantara a escuchar la entrevista de The Rebels en ondamadrid y deleitarme con su acústico.

La entrevista es un divertido caos. Juan y Álex parecen sacados de escenas de matrimonio.

Pongamos las canciones en acústico, para ambienter, luego pondremos la entrevista. Al revés del podcast. Encontramos los temas It’s time when it’s time, the troll, because I love you, life.

La entrevista… No tiene desperdicio, si uno dice A, el otro dice B, mientras que piensan en C. Juan reconoce no enterarse de nada, Álex habla con un estilo antisistema, mientras que la periodista Isabel les etiqueta como Hippies. Como en el salón de casa se encuentran. Muy divertida.

Este jueves tocan en el Hard Rock Café, así que, habrá que ir a verlos… xD

Vikxie en acústico con eléctrica

Hay que tener un par de ……. para ponerte en el siroco con una eléctrica y hacer un acústico, pero VIKXIE lo hizo y lo solventó con un diez. Él solo se enfrentó ante un público desenfrenado y con ganas de fiesta un miércoles. En este acústico especial sonaron temas de su primer trabajo, con la suerte en los talones y dejó caer temas como Ya era hora, o Mis amigos de su segundo álbum que estrenará en directo el 29 de abril en la sala Moby Dick.

Se nota que las canciones se componen en acústico, porque suenan igual de bien, con menos fuerza pero muy muy llevaderas y rítmicas para ser en acústico, además de que su talento innato le hace llevar el concierto a sus anchas, así como sus tablas se notan, una nota en falso, o un despiste en la letra no son impedimentos para que el concierto frene.

Fue corto, bastante corto, pero había muchos grupos por tocar, así que aprovecharé este post para hablaros de su álbum por arte de Magia.

Tras invitarnos a bailar con su nuevo vídeo: BAILA

En este trabajo encontramos un Vikxie maduro, conservando su esencia pero mejorando sus sonidos, mucho más melódicos, sin perder su lado canalla nos muestra a un Vikxie desatado pero discreto.  De temas que hayamos podido escuchar en su anterior gira están Loca de atar, llévame y ya era hora. Su estilo directo y transparente, es agresivamente descarado y morboso.

La presentación con Golfos licenciados me parece una acertada manera de describirse y describir un concierto suyo, Brighton, donde ha vivido durante 11 años, a pesar de llevar ya un tiempo en Madrid, sigue sin olvidarlo y le hace ese pequeño homenaje, y en otro tema recuerda su situación como inmigrante en esas tierras inglesas. Su lado más salvaje tiene cabida en canciones como ciclón o Lola García, donde su sensual e instintivo ser que sin tapujos nos muestra.

Corazón desafinado me ha sorprendido mucho, creo que su melodía, ritmos y estructura me recuerda a algo y a la vez a nada, me parece original, especialmente buena, no sé por qué, a parte de que me encanta el título “corazón desafinado”, tiene ese soul, esas respiraciones, esos susurros, es un canción que te abraza.

Presidenta… La banda sonora de una grupi.

Llévame te lleva a un mágico lugar donde todo es posible, una dulce balada que reclama el romanticismo y la desesperación. Otro tema que aparece en el disco es Caso perdido, eso es lo que soy yo un caso perdido, otra canción melódica con ritmos fluidos que te besa en la mano incitándote a hacer lo que te dé la gana.

El disco lo cierra  con Tan Cerca de sol que puede ser un tema más fiel a su primer disco a temas como revolver, pero con una potencia diferente, un lado oscuro se funde con lo claro para inventar colores sonoros dignos de ser escuchados. Juega con la estructura, y la fuerza que presenta a través de golpes secos y silencios.

Este disco te deja con la miel en los labios, y como su portada, rojo, es un disco pasional, que no ha salido por arte de magia, sino de un gran trabajo.

The Right Ons + Delco en acústico

Vuelta a la vida universitaria, fuimos a metropolitano a un colegio mayor porque Delco y The Right Ons (Álvaro y Rafa) tocaban en acústico. Evidentemente Charo y yo subíamos la media de edad, porque me acompañó “el primo” y Sabrina (que son más jóvenes).

Empezó Delco, aunque con retraso, cuando todos estaban en el escenario el bajista seguía preparándose. Este grupo de Madrid se preparó un acústico con dos guitarras acústicas, caja, charles y bajo. Empezaron con Wishlist su sonido de rock clásico que controla la energía sin perder intensidad fue lo que más me llamó la atención de su canción yours maybe (Beautiness, 2007) . En acústico siguen manteniendo su esencia pero tal vez, suenen más a un folk no tradicional. Uno de los momentos emotivos de esa noche fue cuando sonó When you think i’m gone, es un tema que cuando escuché beautiness directamente me paré en él y le di a repeat, me parece un tema especial. Otro tema que tocaron fue Guts de su último trabajo. Su sonido es indiscutible que teniendo un aire folk, rock, pop, va más allá para deleitarnos de una manera diferente que ellos saben encontrar, ese pequeño detalle que hace que algo suene extraordinario. Tienen un flow rítimico bastante empatizante.

Evidentemente, no debo olvidar mencionar las introducciones a las canciones, esa chispa de humor, esa complicidad entre ellos que les convierte en amigos más que en una banda, me recordó a La Caja de Alcapone en concierto. De una manera muy divertida supieron enganchar al público. Ahora, sí leen esto ellos me gustaría que comentara y dijera a lo que se dedica, fue la única incógnita de la noche. También matizar que me hubiera comprado el disco pero esperé cinco minutos y no salió nadie, así que me fui (porque tuve un día duro y solo quería morir en la cama, aprovecho y digo que por eso tampoco saludé ni a Álvaro ni a Rafa, la gente estaba entrando al “camerino” y yo no iba a entrar y esperar a que salieran me pareció inviable, aún así me desplacé hasta metropolitano)

Continuamos con Álvaro y Rafa, que ¿qué os voy a contar?, Si The Right Ons funciona y son extremadamente buenos, es porque cada uno de sus componentes es extraordinariamente talentoso. Rafa nos conquistó con un dominio de la guitarra, un talento desmesurado, unos sonidos que dejaban atónitos. Álvaro, su voz, si antes me parecía que lo hacía bien, y admiraba por su capacidad de tocar, bailar y cantar, en acústico sentado, la parte de bailar estaba difícil así que su voz brilló por encima de todo, destaco las notas agudas, y su voz se mostró mucho más melódica y como no, es nuestro seductor así que sus mriadas, su sonrisa, su cara de pícaro, su complicidad con el público… (empecé a temblar porque el sitio era un colegio llena de veinteañeras)

Ellos optaron por un acústico clásico, el sonido directo de la guitarra sin estar conectado por el jack, en las primeras canciones Rafa rompió una cuerda (si es que no se puede dar ese brío). Sus temas a pesar de tener el alma de The Right Ons (dos no tanto, que eran de la etapa anterior a la banda), sonaron muy diferentes perdieron el estilo funk, para meterse en ese folk-country rítmico. Se notó la ausencia de Ramiro, sobretodo cuando pidieron That’s New York, y no la pudieron hacer. En cambio, versionaron sus temas y pudimos disfrutar de un formato de calidad y aunque diferente, es imposible no moverte, porque tienen el Soul tan dentro de ellos que les sale de manera natural. Disfrutamos, entre otros de, Do you thing, baby, come running, easy if you try y Thanks que acompaño más abajo con vídeos, I don’t love you anymore y cerrando el bis, el imparable temazo de walking on the river.

Álvaro lo tuvo que pasar mal, porque es el primer concierto al que asisto de ellos que no se puede mezclar con el público dar esos saltos, esos movimientos, pero lo de levantar la guitarra y tocarla mirando al público le fue imposible no hacerlo, todo un clásico. Rafa, el dancer, movía el pie con energía y sus piernas si que tenían ese swim que tiene en directo, pero la el resultado final es totalmente diferente.

Conclusión:  The Right Ons, pues que son una explosión de talento, pero cuidado con Delco que no tiene nada que envidiar 😉

Magnética descubren su acústico

Ayer, lunes 14 de marzo, un día gris, lluvia, pero sin excesivo frío, el Búho Real se convirtió en una cálida e intimista noche gracias a Magnética.

Destriparon su primer disco Maida Vale, compuesto en Londres, pero en un formato diferente que creo que deberían explotar más, porque funcionan bastante bien.

Eran cinco personas sobre el minúsculo escenario del búho, pero su capacidad de organización, su perfección y coordinación sonora se vio reflejado en ese detalle en el que todos ocuparon un lugar destacado sobre la escena. Un grupo que cada nota suma excelencia a sus temas, consiguen transmitir emociones y no sirve de nada encasillarlos porque te equivocarás de manera indudable.

Solo desnudaron siete temas, nos dejaron con la miel en los labios, pero sin duda, estuvieron a la altura de las circustancias. En este formato su esencia se mantiene, pero además consiguen un toque mucho más indie, más personal, más intimista. Una percursión donde las escobillas son fundamentales para dar ritmos sin saturar. El bajo, susurra, acompaña elegantemente, pero sin pasar desapercibido, las acústicas, luchan por el primer plano y mantener las melodías sobre las que navegan la voz.

La gran sorpresa sin duda llegó al final, pero antes de eso tenemos que hablar de que a pesar de ser pocas canciones nos sorprendieron con DODO – ver vídeo– y No digas No, – ver vídeo– que confesaron que apenas tocan en directo. La creatividad de estos chicos desborda a los espectadores, estar en sus redes sociales es dejarte vivir con la música, y lo que podría ser un grupo más se convierten en un grupo imprescindible.

Al final, la gran sorpresa, INSIGNIFICANTE, uno de mis temas preferidos desde que lo escuché, me parece potente, personal, auténtico, único, exclusivo, magnético. De repente, en la parte de atrás del búho un coro de Gospel (Gospel factory) les acompaña. Una fusión perfecta entre el Gospel y el indie-acústico.

Al terminar, nos presentaron un vídeo de esta misma canción, acompañado por este coro de Gospel, en lo que ellos han llamado Light Sesion, mostrándonos su talento y sus ganas de crecer, aprender y rendirse a su público, por eso su público está rendido a ellos.

Pero ahora llega el post-concierto.

Entre el público, Marcos del Valle, un músico con las ideas claras, con su trabajo COMA nos dejó atónitos, y con su directo hinundan Madrid tocando una vez al mes, así que no hay excusas para no acudir.

Davile, Aksel e Isra, tan encantadores como siempre, bueno, confieso que ayer creo que fue la primera vez que con Isra crucé más de cuatro palabras, y qué puedes esperar de un gran músico, pues que detrás hay una gran persona, y esto lo extrapolo al conjunto de Magnética entero.

El 2 de mayo estarán en el Hard Rock café dentro del contexto del Festimad. ¿os lo vais a perder?

Podéis ver todo el concierto de ayer en:

http://www.youtube.com/surfeandoenlared#p/c/32709CBCAD3A1592

y recuerda que compartir es vivir, así que ya estáis compartiendo este post. 😉