Recuerdos

Hoy, limpiando mi bandeja de entrada he visto que un 6 de mayo de 2008 cogí aquel viaje a Mánchester para aprender inglés, esto no lo hice mucho, pero conocí a mi querida Srta. Vogue.

Va a hacer seis años que la conozco y puedo recordar muchas cosas, puedo recordarla todas, porque Mánchester, aquella fría e industrial ciudad se convirtió en un cálido recuerdo, a donde no quiero viajar sin ella, porque la esencia de ese viaje fue mi Srta. Vogue.

Cada día que quedo con ella aprendo algo nuevo, o muchas cosas nuevas, además siempre siento que está ahí, y es fantástico, y qué decir, que fue la persona que me introdujo en el Crochet, porque le sobra paciencia y generosidad.

Hoy la homenajeo porque aunque el viaje tuvo precio su amistad no lo tiene, y se merece que le recuerde  que la quiero un montón, que me aporta muchísimas cosas y que me enriquezco como persona cada segundo que paso con ella.

Me siento tan rica dentro de mi precariedad económica teniéndola a ella que me crezco, me crezco me crezco y le mando achuchón enoooorme.

Porque ella es la que muchas veces ha movido mis cuerdas, y ha conseguido que avance 🙂

Los capullos no regalan flores

Aquí tenemos el TOP10 de los capullos por moderna de pueblo, pero ¿Habrá un capullo por cada hombre?

¿Qué más capullos podemos añadir para el top 20?

Prefiero no callarme con mi top 10, por no herir sensibilidades, pero os dejo que lo hagáis vosotros.

//

De estas cosas que pasan

Intentamos razonar todo, pero a veces las cosas son una simple exclamación y no la intensa interrogación que nos imaginamos. De repente, entre varias propuestas musicales llegué a Aloosh, su tema armour me sedujo, pero su disco Ceramic, publicado a finales del 2012 me pareció diferente, extravagante, raro, energético, pasional y atractivo, pero no le presté la atención merecida, y de repente hoy, un cortocircuito en mi cerebro me recuerda la existencia de este disco que no se corresponde con mi estado de ánimo, pero decido escucharlo.

Apaciguo las emociones e intento dejarme llevar por la fuerza que esta artista transmite, y es curioso como la tristeza me viste, la desilusión juega en mi cuerpo y las ganas de avanzar paran, mientras que mi cerebro codifica un mensaje contradictorio de saltar esa barrera. Entonces todo se vuelve negro, un tsunami emocional barre todo y en los destrozos se asienta la apatía.

Es extraño como hay situaciones o aspectos que son un loop constante, y aún así buscamos diferencias, explicaciones que rechacen la hipotésis de que eres gilipollas, muy gilipollas para caer cuatro veces en el mismo pozo, pero llegado a un momento te das cuenta de que sí, eres gilipollas y caes en el mismo agujero aunque esta vez duele más, porque en las tinieblas de las desgracias hay siempre una pequeña luz de esperanza, que en este caso deja ver los restos que dejaste en tus anteriores hostias.

//

Rufus T. Firefly y el Crowfounding

Rufus T. Firefly buscan mecenas para su segundo L.P, a través de Verkami,ahí podéis comprar el disco por adelantado o el pack qué mas os guste, desde tan solo 10 euros.¡¡¡ En el día de inicio de este proyecto ya han conseguido 759 €!!!Más información en este vídeo. Para mí apoyar este proyecto es devolverles de manera mínima lo que ellos han hecho por mí con su música. Mantengo que para mí los discos de Rufus T. Firefly tienen un valor que no se mide en euros.

Rufus T. Firefly para mí es mucho más que música, son los sonidos que me dan un beso de buenas noches mientras me cuentan una apasionante historia. Es el pañuelo que seca mis lágrimas y la carcajada que me acompaña cuando la risa se apodera de mí. En cada uno de sus temas encuentro un susurro que me tranquiliza y consigue trasladarme al lugar donde quiero estar.

En sus melodías dispersas y caóticas se rige un universo sonoro que llena los vacíos y hace hablar el silencio. En sus letras retorcidas y delicadas están las palabras medidas para redactar una historia tan grande como la vida misma.

Recuerdo ese mayo de 2006 en la sala taboo como si fuera la portada de un nuevo diario. Ahí empecé a tejer un amor incondicional por esta banda, y sobretodo por sus miembros que admiro a cada uno de ellos con sus virtudes y defectos (que aún no he encontrado pero deseo que tengan), Rufus T. Firefly es un resumen de los grandes que son los artistas que hay detrás. Lo que más me impactan de ellos es que no se crean lo que realmente valen o consiguen haciendo lo que “más les gusta”.

Ir a un directo suyo es uno de mis rituales preferidos. En esa experiencia encuentro todas las carencias de mi día a día y cada vez que hablo de ello revivo de manera acelerada todos a los que he asistido y enmudecen mis pensamientos por exceso emocional.

Seguiré este proyecto muy de cerca, y a esperar a cobrar el siguiente mes y ver si podemos seguir aportando, porque realmente para mí es importante que su proyecto salga adelante, porque su música es algo que me apasiona y sus agradecimientos con mírada tímida no tienen precio.Creo que es genial dar, y en este caso recibiré mucho más.

Sabré muy bien los que habéis apoyado, porque… habrá una fiesta privada para los mecenas…

I’m Loving It!

Agente Carlmichael

A Ratocha solo le faltaba una mascota,es algo que decidimos un día a la una de la madrugada y al día siguiente a las 7 de la tarde ya la teníamos en casa. Buscamos el animal que más se adaptase a nuestro ritmo devida y recogimos al Agente Carlmichael.

Es tan guapo, y con ojos azules. Pero es taaaan mono. 🙂

 

[Relato] Apatía

Suena Ron Carter y kronos Quartet y su tema It Don’t mean a Thing

http://grooveshark.com/s/It+Don+t+Mean+A+Thing+If+It+Ain+t+Got+That+Swing/2p6OR6?src=5

Ilustración de Beatriz Méndez

Llegó la primavera. No notó nada. Era igual que ayer, que en enero, que en febrero. Hubo un momento en el que aunque brillaba la luz de la habitación seguía a oscuras. Buscaba el músico que la sorprendiera, el pintor que la deslumbrara, el escritor que la conquistara. El amigo que la abrazara. Aunque sonara Wynton Marsails, sus emociones seguían dormidas.

El caos se ordenaba en su cabeza en contra de su voluntad, el vacío se decoraba de pensamientos oscuros y en la sonrisa de la gente no veía nada más que dientes. Esfuerzos desperdiciados y energía derrocharan dieron como resultado la apatía, aprender a convivir sin sentimientos ni emociones, con palabras perdidas en un vacío, sin más sentido que el dictaminado por la RAE. Mensajes cordiales, comportamientos robotizados, cordialidad social ignorando la falta de humanidad, sin haberse dado cuenta la tristeza la había robotizado.

No salía de su agujero por no cruzarse con él. Sus compartimientos, su forma de expresarse, su diálogo vacío y repetitivo la abrumaba y conseguía marchitar la poca esperanza que le quedaba. Evitarlo era la solución, porque asesinarlo no lo veía ético. Motivo suficiente para abrazar a la soledad y taparse con una manta de recuerdos quemados.

Roto el optimismo, asfixiada la esperanza, agotadas las lágrimas se apuntó a la sien y apretó el gatillo de una pistola sin balas.

http://joaquinpascual.bandcamp.com/track/vivir-por-vivir

#Relaciones Furtivas

El ser humano se define como social, por lo que eso nos lleva a relacionarnos con gente y generar miles de relaciones a lo largo de nuestra vida, amistad, amor, familiar, odio, enemistado… ¿Pero qué me decís de esas relaciones te odio pero te aprecio, e incluso te quiero? Fue curioso, ayer, mientras estaba sentada en el sofá se abre la ventana de Chat de mi facebook, sí, Ignacio Simón me hablaba, hacía mucho tiempo que no estábamos en contacto, y la última vez que nos vimos fue casualidad, estar en el mismo sitio, dentro de esta inmensa ciudad. Y caí en la extraña relación que había entre nosotros.

A este chico lo conocí cuando yo tendría 21 años, era inocente y confiada, mi entorno ignorante por lo que sorprenderme era bastante fácil, no sé como se desenvolvió aquel día en la pandorga de Ciudad Real, donde de repente empezamos a tejer nuestra relación. Recuerdo que hablamos sobretodo de cine, era algo pedante, pero tenía su lado encantador, su humor era ácido y tenía muchos puntos a lo Woody Allen, así como un punto triste de Tim Burton y una mente perversa de Tarantino. Conclusión, me encantó. Fue divertido, pero ahí fue cuando aprendí, nunca estés cuando sea otro nuevo día, porque todos los puntos que había ganado los perdió en cuestión de segundos, se convirtió simplemente en un capullo más. No tenía odio, ni rencor, simplemente aprendí la lección de «no es oro todo lo que reluce» y «las cosas de la noche se quedan en la noche, no dejes que vean la luz del día, es como los vampiros». Ahora recuerdo esa valiosa lección que a finales del 2011 parece ser que olvidé, y aunque el nudo fue diferente, el final fue el mismo.

Esto ocurrió en Julio, pero, llega Agosto, las fiestas de Tomelloso, y evidentemente, volví a saber de él, soy la chica de Tomelloso. Lo volví a ver, fue divertido, porque ahí la borde y sarcástica era yo, y sabía como hacerle sentir culpable, lo peor, es que él sabía como sentirse culpable y jugar sus cartas. Desde entonces nos encontramos en una partida interminable.

Nuestra relación se ve que tenía un punto mal cosido y se terminó deshaciendo, pero entonces… ES MÚSICO y myspace nos vuelve a poner en contacto, posteriormente facebook, y finalmente el teléfono. Él aunque arrogante es un encanto, y su compañía agradable, cuando parecía que finalmente todo iba a ser una relación normal de amistad, no fue así. Yo volví a recordar y me valoré, por lo que si quería mi amistad se lo tendría que trabajar más, no sé por qué, pero así lo pensé. Lo hizo, fue insistente pero sin ser pesado, aunque el detonante fue otro.

De repente leyendo la web de Radio 3 encuentro que está entre los finalistas de proyecto Demo con su trabajo en solitario Ignacio Simón, y decido hacerle una reseña, por lo que vuelve a contactar conmigo. Aunque ahora está centrado en Al Berkowitz Band la cuál tiene muy buena pinta pero se encuentran algo perdidos en su gestión. De ahí, que ayer volviera a hablar conmigo. Y volvimos a quedar.

Esta vez el encuentro tuvo lugar en la plaza dos de mayo, ahí, vi al chico que conocí, pero algo más maduro y menos pedante, aunque le costaba, reconocía que era humano. Entre risas y cervezas comentamos todas nuestras jugadas, nos pusimos al día de nuestras vidas, y sobretodo debatimos, sacamos conclusiones absurdas, que tal vez no fueran tan absurdas. Hasta que sonaron las 12.00 y Cenicienta (es decir, yo) se marchó a casa, pero no perdió un zapato, por lo que no dio motivos para una llamada.

Pasa el tiempo, y me lo encuentro en la sala Sol, ese encuentro fue raro, más bien para olvidar porque no fue un capullo, pero sus intereses le traicionaron y fue algo cabrón pero gracioso. Tengo que reconocer que me reí mucho.

Aunque me gustaría darle con la puerta en las narices, reconozco que hay algo dentro de mí que lo aprecia, y soy incapaz de hacerlo. Es esa relación furtiva que ha sobrevivido, por ahora, unos 6 años aproximadamente, con pocos encuentros pero intensos, parece ser que hay algo que impide que se acabe, tal vez nuestros roles profesionales músico busca gestor, gestor busca músico. Tal vez, solo nos movamos por un interés, pero en el fondo creo que lo conozco más de lo que el se cree, va de duro e impoluto pero es frágil.

Las relaciones furtivas son aquellas que sin saber por qué un día estás en el lado del olvido, otro en el del recuerdo, hay algo que impide que se acaben, y lo que es más complicado, que se definan. No podría decir que somos amigos, o tal vez, amigos a nuestra manera, creo que no me equivoco si digo que ambos nos apreciamos y nuestras conversaciones son tan hirientes, crueles como amables y encantadores.

Relaciones furtivas que no se describen, se viven, que no tienen por qué, pero se comprenden. Lo mejor de estas relaciones es que te sorprenden, no hay un manual de buenas prácticas, nada está escrito, se improvisa y se actúa, no se prejuzga y la sinceridad sale a flote de la manera más grosera. Una crueldad encantada.