Dentro de 7500 años

Dentro de 7.500 años pueden pasar muchas cosas,  nosotros no existiremos, y no sabremos como será el mundo. En los 90 pensábamos en el 2000 como un futuro lejano donde la vida sería plateada, pero simplemente hay unos avances teconlógicos pero seguimos siendo las msimas personas que nos equivocamos.

Ahora parece que ya hemos descubierto todo, pero los grandes descubrimientos son valorados con el tiempo, así que probablemente dentro de 7500 años alguno de nosotros sea un gran inventor.

¿Por qué dentro de 7.500 años? Pues por un tema de rufus T. Firefly, por la manera en la que ellos con sonidos deliciosos reinventan el mundo para luego destruirlo, y probablemente con inercia vuelva a construirse. Nunca lo sabremos, dudo que alguno lo podamos ver.

Hoy Rufus T. Firefly vuelve al Costello, cuando dijeron adiós, siempre sentimos un Hasta Luego, cuando nos dijeron que volvían, fingimos la sorpresa de esa noticia, porque lo que realmente nos sorprenció fue su música. Hoy tengo la misma sensación que experimenté cuando presentaron en el costello My Synthetic heart, ese disco que nunca despedí y nunca lo haré, porque lo bueno de la cultura es su inmortalidad y tal vez Dentro de 7.500 años alguien pueda aún escuchar ese tema, y pensar que se inventó la manera caótica y espontánea de componer, de ir fuera de estructuras y perfeccionismo, de hacer música con ruido y ruido convertido en música.

Hoy siento curiosidad y miedo, miedo a re-enamorarme del directo de estos chicos, de sentir la necesidad de verlos, de que no importe el calor, y de si cabe admirarlos un poco más, porque el día que los conocí, un 26 de mayo en el taboo, se transformó en el día más loco, descabellado y divertido que viví con el barco de chanquete. Porque siempre me acompañan buenos recuerdos con su música, y su música siempre borra las malas emociones, porque cuando los escucho me vuelvo inútil y soy incapaz de poder descentrarme de su música para hacer otra actividad, me hipnotizan.

Porque su música me da la seguridad de que dentro de 7500 años alguien se acordará de nosotros, del ser humano, de nuestras historias que escribimos, o dejamos en la red, de nuestros errores y logros, al igual que el dinosaurio sigue vive. Porque somos seres que experimentamos, interactuamos y nos adaptamos, aunque parezca una contradicción todos somos una voladora sumergida de alguien, que por inercia se convierte en la historia secreta de nuestra obsolencia programada.

Si Rufus T. Firefly me engatusa es porque es mucho más que sonidos con letras, es una novela que tienes que leer entrelíneas y descifrar en secreto, es una revolución interna que te despierta y anima a involucrar a otros.

Anuncios

3 pensamientos en “Dentro de 7500 años

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s