El arte de volar

El arte de Volar, es la novela gráfica escrita por Antonio Altarriba e ilustrada por Kim. Una apasionante historia donde el pesimismo y la frustración son los protagonistas. Lo peor de ella es que está basada en la Guerra Civil española, un tema que ya está muy trillado, pero aún así, su estructura circular, su manera de narrar, sus acontecimientos, dejan volar la imaginación, plantea un panorama donde la persona deja de ser persona y se ve obligado a ser una máquina por las circustancias, el famoso contexto. Las ilustraciones a veces muy detalladas, otra simplemente bocetos dejan ver la angustia del protagonista.

Este cómic ha sido valorado como se merece y ha recibido los siguientes premios.

PREMIO NACIONAL DE CÓMIC DE CATALUNYA 2010.
PREMIO A LA MEJOR OBRA NACIONAL 2009.
PREMIO AL MEJOR DIBUJO AUTOR NACIONAL 2009.
PREMIO AL MEJOR GUIÓN NACIONAL 2009 en el XXVIII Saló Internacional del Cómic de Barcelona.
PREMIO MEJOR GUIÓN HISTORIETA REALISTA XXXIII Premios Diario de Avisos 2009. PREMIOS DE LA CRÍTICA 2010 AL MEJOR GUIÓN NACIONAL Y A LA MEJOR OBRA NACIONAL.
PREMIO NACIONAL DE CÓMIC 2010 del Ministerio de Cultura.

El argumento: El 4 de mayo de 2001 el padre de Antonio Altarriba se suicidó. De esa manera ponía fin a una vida marcada por el fracaso y la frustración. Al igual que otros muchos hombre y mujeres del pasado siglo intentó construir un mundo más justo y la Historia le dio la espalda, quiso volar con las alas de la ilusión y acabó estrellándose. De su mano recorremos las penurias de la España de principios de siglo, la guerra civil, el exilio, los campos de concentración, la resistencia contra los alemanes, el mercado negro, el desarrollismo, la llegada de la democracia… Con este material Antonio Altarriba elabora un guión desgarrador en el que, como no podía ser de otra manra, se halla profundamente implicado. Kim se encarga de ponerlo en imágenes con el mejor de sus estilos. Juntos construyen una historia vibrante en la que padecimientos y atrocidades no impiden que el amor y el humor ocupen un lugar importante. Estamos ante un gran fresco de la Historia de España pero también ante un despiadado retrato de la codicia humana destinado a convertirse en referencia clave de nuestra historieta.

Un gran regalo para estas navidades, ¿no?

Anuncios

El Chico Sin identidad [Óscar Sinela]

Mi nueva adquisicion. Sí, evidentemente lo primero que me llamó la atención fue que se usara la tipografía JOKERMAN, posteriormente el naranja (uno, mi tipografía favorita, otro mi color favorito)y como todos sabemos que no soy nada superficial… luego leí la palabra soledad a la vuelta y evidentemente dije, este es mío.

No me equivoqué, lo he devorado en un día, antes de dormir, por muy cansada que estaba. No sabría definir este formato de libro al estilo de «La melancólica muerte del chico ostra», pero podría decirse que es ¿Fábula gráfica?.

Es evidente, que Tim Burton ha sido la fuente de inspiración de este chico sin identidad, pero también recoge elementos de la literatura contemporánea oscura, así como salvaje sin tapujos, o de la novela gráfica al estilo de Lenore o la literatura de Ghostgirl. Ilustraciones sin expersión, frías, pero que transmite lo que el personaje quiere, un mundo desconcertante, unas páginas con pocas palabras llenas de historias, una lectura para gente que comprende un interior vacío aunque su cabeza esté llena de deseos.

Una esperanza para los que buscan y no encuentran o encuentran lo que no buscan por querer adaptarse a lo que les es más fácil, un grito desesperado a mantener nuestra identidad a pesar de vivir en un mundo social donde lo aceptado o no depende de lo que crean los medios de comunicación o la cultura que a asumido valores aceptables.

Bocetos, recortes, un collage de historias que aparentemente no cuentan nada pero dicen mucho más de lo que es, un libro donde la superficialidad desaparece, donde las ilustraciones en blanco y negro son todo color. Una bomba literaria que cualquier amante de Tim Burton, Wilde, Salinger, Lenore, Coraline, los conejitos suicidas, la novela gráfica debería leer.

Puedes releerlo una y otra vez, como ocurre con el principito que no te cansas de hacerlo, porque en sus páginas hay mucho trasfondo a pesar de no estar cargadas de letras o recursos poéticos estéticos. Las emociones se convierten en personajes para hacernos ver que somos nosotros los que las retroalimentamos, donde el valor alza al miedo y caminan de la mano. Unas fábulas basadas en emociones transformadas en entes que tienen vida propia, piensan por ellos mismos, pero depende de nosotros el invitarles a caminar a nuestro lado. Encontramos contradiciones o lo que no queremos ver pero está ahí, los tabús ya no tienen sentido, y en lo sencillo encontramos la esencia que nos mueve.

Si no me crees, analiza esta frase del libro, donde la ilustración es una niña metida en un frasco “Una noche, Demora le preguntó al universo qué clase de experimento había hecho con ella”