Black Swan (cisne negro)

Las expectativas siempre son malas. La historia es original, me encantaría ver esa versión del lago de los cisnes, ella actúa de una manera excepcional, y por eso es la ganadora del Oscar, y Mila Kunis, también interpreta a la perfección su papel.

Lo más molesto son los movimientos rápidos de la cámara, pero de Darren Aronofsky no podemos esperar otra cosa. Una película oscura, cuya imagen está llena de ruido, lo que le dan más misterio  y consigue un efecto mucho más realista.

Una película muy gráfica, que muestra  fielmente el mundo de la danza, y también la obsesión de las bailarinas por estar a la altura, la presión que tienen se convierte en la protragonista de la película, y evidentemente merece la pena verla, aunque tal vez hubiera quitado dos escenas para un final más impactante, o, que yo soy muy lista y enseguida deduje las cosas, pero no es el caso. Está bien, bastante bien, la historia es brutal, pero no salí con la sensación de “wow”. Un juego psicológico que te puede hacer enloquecer.