Moderna de Pueblo

Sí, este ha sido uno de mis regalos de cumpleaños. Gracias a Nacho y Jorge, no me he podido reir más, y es como si mi vida en Madrid estuviera resumida ahí.

Cuando me vine a Madrid, pensé que podría triunfar, y que tal vez, cuando tuviera 27 años mi vida molaría un montón, tengo que reconocer que mi vida mola, pero gracias a las personas que están en ellas.

El piso en el que vives es viejo, con un montón de taras y tienes que hacértelo todo tú solita, no hay buen rollo con los vecinos, ni son chicos guapos, así que la idea de friends desaparece de la cabeza y piensas. Americanadas.

El corte inglés, Zara, lo tienes cerca, pero ¿ hay dinero?,NO, no puedes comprar. Yo nunca soñé ser una blogger de moda, pero al igual que la protagonista hice una entrevista para trabajar en Telecinco. También conseguí el puesto, que rechacé, porque si me leí las condiciones y no pagaban ni el abono de transportes, pero te daban checket restaurant. Momentazos de una moderna de pueblo, tener trabajo en telecinco, haber conocido a Belén Esteban…

Haces las cosas “cool” de la ciudad, pero que en el pueblo nadie entiende, y en la ciudad sigues siendo una paleta. Te juntas con los culturetas y decides no hablar por no pecar, ves la colección de vinilos, te haces la interesante comprándote la rockdeluxe y escuchando radio 3, pero luego estás pendiente del nuevo hit de Paulina Rubio.También he asistido a inmensidad de inauguraciones, codeado con artistas, e incluso fotografiado con Antonio Banderas, lo cuelgas en el FB y la gente de tu pueblo dice: “Joder como se lo monta”, pero la realidad es otra.

El cine es caro, así que contratas internet, que el vecino ha descubierto que se le puede poner contraseña al wifi. (Nota, durante mis 4 años viviendo en la zona de Moncloa, usé Wi.fi del vecino), y megaupload es tu salvación y ahora lo cierran.

Encontrarte con famosos, ayer mismo, en el concierto de Inlogic estaba Angy, y con el del libro, Leiva el de pereza, también he tenido algún encontronazo. :). Aunque no tengo nada de LOL, sí he ido a conciertos suyos y conozco sus canciones. ¿Se puede ser más modernita?

El amor, la parte que me ha encantado del libro. Cada vez que subes al metro te enamoras, o la sección de suavizantes del carrefour, o en la fnac (los que trabajan ahí se salen, cierto es). Si coincides dos veces piensas que es predestinado, y las investigaciones en facebook son obligatorias. Pero, nunca eres la chica de la tostada (es decir, con la que desayunan al día siguiente), un ya nos veremos, o estamos en contacto, o… mejor no saber nada de ti. Así que, te toca aprender a enamorarte tan rápido como a desenamorarte. También me suele pasar que los únicos que me hagan caso sean chicos con converse pero que me doblen la edad, sí, interesante.

Vas a sitios “cools de madrid” como  el Würtlizer, donde hay dos colas para entrar, los VIPS y los no VIPS. ¿QUé es necesario para ser vip? Enseñar las tetas al portero, echarle morro y decir que saliste a fumar. (Lo he visto con mis propios ojos).Aún así, voy los viernes, me encanta, aún recuerdo a Alberto el de la voz, a Víctor el guionista, a Federico el psicópata, Al Noriega, el amigo del Noriega, a José el Fermín … Grandes personas que al encender las luces del bar desaparecieron…

Conclusión: SOY UNA MODERNITA DE PUEBLO, o más bien, MODERNA DE PUEBLO y lo que es peor, de manual. jajaja.

 

Piña de Michael Cera

Michael Cera, actor protagonista en Scott Pilgrim, también actuó en Juno, sale en la serie Arrested Development entre otros trabajos cinematográficos se lanza al mundo de la literatura con Piña.

Más que un libro, un relato corto, son 57 páginas. En España ha sido editado y publicado por Alpha Mini. La crítica sobre este libro ha sido bastante generosa con él. Cuando me lo leí este relato apuntaba muy alto, un drama, un actor de Hollywood en declive, al estilo ¿Qué fue de Jorge Sanz?, pero, se queda en una historia insulsa, indiferente, entretenida, puede, pero no despierta ni provoca nada, es más, si no lees de lo que va, tampoco consideras que el actor esté en una crisis emocional profunda.

Conclusión: Sin más.

Si no lo hubiera escrito Michael Cera me pregunto ¿hubiera sido publicado?

¿Quién ama las fresas? de Clara-Tanit Arqué

¿Quién ama las fresas? no es una novedad, pero lo tenía pendiente.Unos curiosos personajes pero con esencia detrás del surrealismo. La historia de una adolescente diferente físicamente, pero con los mismos problemas que una persona común. Una madre soltera que lo intenta hacer lo mejor posible.

La historia se llena de matices surrealistas, de personajes extraños, desconcertantes momentos llenos de magia. Emocionante y conmovedor relato. Un paseo por la mente de una manera bella, dos visiones de una misma historia.

El amor y la necesidad de ser queridos es otro de los temas que se tratan, como ahuyentamos la soledad, como la tememos y lo que nos ocasiona la obsesión de sentirnos rechazados por el hecho de ser diferentes. Una historia del día a día contada con chispa.

Recomendadísimo. Además las ilustraciones son exquisitas.

 

Dublinés de Alfonso Zapico

Dublinés es la novela gráfica del asturiano Alfonso Zapico, un recorrido por ciudades como Dublín y Trieste entre otras. Este comic trata de la biografía del gran genio del siglo XX James Joyce. La vida de un escritor que tarda en ver la fama, que el alcohol,las envidias, las emigraciones obligadas, las mujeres y su forma de pensar le convierten en un vividor para el que existe el presente, nada de un mañana. Aunque descontrolado, y frente a situaciones duras estamos ante  una persistente lucha por conseguir la publicación de sus novelas, que para unos es fantásticos para otros pedantes, la misma crítica antes que ahora.

Un recorrido por la burguesía y riqueza, así como la pérdida de todo para ser un don nadie, enfermedades que no se convierten en obstáculo, política, censura… Una obra que cuida al detalle la parte tal vez no contada de la biografía de Joyce. Un tren que en cada parada tiene algo mágico aunque se centre en un pesimismo y duro relato, pero en el que sin duda hay que subirse.

Una vez más, la novela gráfica es la muestra de que expresa en pocas palabras y unos garabatos mucho más que una gran descripción. Es un cómic largo, no de los que sé leen en una hora, pero una vez que empiezas no pudes parar, así que una emocionante aventura desde el sofá de casa.

 

El invierno del dibujante de Paco Roca

Vuelvo con otras de las obras maestras de Paco Roca. Una novela gráfica que relata los años en los que ser dibujante era un trabajo nada de arte, el turbio mundo de las editoriales, así como lo absorventes que son.

La pena es que se lee muy rápido y te quedas con ganas de más. Lo bueno no es eterno… Es una genialidad en sí, y muestra un mundo que tal vez desconocemos y no es tal como esperamos. Además ambientado en la España de finales de los 50 y basada en hechos reales, o inspirada por los hechos reales, lo que la enriquece.

Sus personajes son variopintos, a la par que diferentes, cada uno ve su trabajo de manera distinta.

Además, este cómic trata temas como la ambición, traición, amistad, soledad, que aunque se desarrolle la acción a finales de los 50 no queda descontextualizado. Una vez más te pones a pensar en muchas cosas, ya que la vida, no es solo trabajo. Es original la temática, centrada en un terreno profesional, nada de amoroso.

Os la recomiendo.

Arrugas de Paco Roca

Arrugas es la novela gráfica de Paco Roca con la que se hizo con el Premio Nacional del Cómic de 2008. Es una obra que realmente plasma las emociones de una manera abrumante. Se lee rápido, pero te deja afectado, como trata la vejez, la demencia senil, el alzheimer, como todos queremos llegar a viejos, pero no queremos serlo.

Las ilustraciones, junto con el texto expresan más de lo que deberían, cuando llegué al final me quedé sin palabras, no podía saber si realmente quería llorar, o pensar que no quiero llegar a vieja, que los treinta es una genial edad, miedo a perder los recuerdos, a no conocer,  a no saber realmente qué está pasando, pero tal vez, la felicidad cuando eres mayor, está en vivir de los recuerdos que te hicieron feliz. ¿Vivir en un pasado o una realidad presente llena de piedras? Parece que lo único que no se pierde es la ilusión y las ganas de que pase algo.

También, siento curiosidad, ¿Cuándo llegue a cierta edad, cuál será el recuerdo más vivo que tendré?, ya que la memoria a largo plazo no se evapora tan pronto como la de a corto plazo.

Una incógnita, y un cómic que te hace reflexionar, ponerte en la edad de una persona mayor, un flashfoward. Os la recomiendo, es buenísima.

 

El país de las últimas cosas

Siguiendo la bibliografía de Paul Auster, llegamos al país de las últimas cosas. Un libro que describe el infierno o como nosotros hemso destrozado el mundo. Leerlo en tiempos de crisis como los que estamos viviendo, lo hace más real. La protagonista le escribe cartas a su novio, describiendo el infierno, un mundo destrozado, donde se les obliga a olvidar lo que ya no existe, donde la superviviencia es algo que no quieres alcanzar. Ella se desplazó a la ciudad en busca de su hermano.

Unas descripciones apabullantes, el estilo de Paul Auster se ve claramente. me ha encantado. Podemos encontrar frases como esta:
“El objetivo de mi vida era huir de lo que me rodeaba, vivir en un sitio donde ya no pudiera hacerme daño. Intenté destruir mis lazos uno a uno, dejar escapar las cosas que me importaban. La idea era lograr la indiferencia, una indiferencia tan poderosa y sublime que me protegiera de cualquier cosa”.

“Un libro no acabará con la guerra ni podrá alimentar a cien personas, pero puede alimentar las mentes y, a veces, cambiarlas.”

Y en este ambiente de destrucción veremos lo que ocurrirá dentro de 7500 años, el nuevo videoclip de Rufus T. Firefly