No hace falta que me lo digas [corto]

Captura de pantalla 2014-03-28 09.26.35

Una manera discreta, silenciada y dramática de tratar un tema tan delicado como es el caso de  el alcoholismo. Son 13 minutos, aproximadamente, de tensión, de no saber por donde va a ir, de engancharte.

Es para verlo. Así que poco puedo decir.

Pincha en este enlace y ve este corto: http://fibabc.abc.es/videos/hace-falta-digas-3345.html

Descubriendo Madrid con Srta. Vogue

¿Por qué adoro tanto a la Srta. Vogue?

Porque aparte de ser adorable, siempre aprendo con ella y descubro rincones perfectos para pasar días irrepetibles.

Un domingo quedamos a comer. Primero nos tomamos una caña en Alonso Martínez y acabamos yendo a comer a La Tita Rivera. 

De estética me encantó, además tenía un patio al fondo muy agradable.

La comida y la carta exquisiteces, la ensalada era un vicio, los nachos un pecado y una tabla con bocaditos eran la tapa perfecta. Era mucho, o tal vez no, el caso es que nos lo comimos todo porque era imposible no probarlo.

Estuvimos en un ambiente disternido, y entre cervezas (Estrella Galicia, dedito para arriba) y risas pasamos la tarde para acabar uniendo la comida o el postre con la merienda. Un café acompañado de una tarta de zanahoria en Happy Day.

Cogimos la mesa que da a la calle y ahí estuvimos marujeando otro buen rato. Un café grande y delicioso, acompañado de esa riquísima tarta, pero que si no fuera porque acabábamos de comer, hubiéramos pedido una de oreo que tenía muy buena pinta, tan buena como para comerla y rebentar, cosa que no queríamos.

Entremedias, entre comer y merendar pasamos por una tienda de deportivas de fuencarral y acabamos comprando. Típico cuando vas con señorita Vogue, las tendencias te llaman y lo que no querías comprar porque no lo veías necesario lo terminas viendo como una necesidad.  Vamos que señorita Vogue es la mejor compañía que te puedes echar. Porque es graciosa, se puede hablar de todo y conoce sitios tan tan tan enigmáticos.

Creo que este domingo fue mi cita perfecta :)

 

 

Moda y patronaje

El sábado empecé el curso de Recicla tu ropa y patronaje. Evidentemente están las avanzadas del curso, que aprendieron a hacer patrones de mangas, tronco y espalda, pero yo me quedé en aprender a hacer el patrón de una falda. La verdad es que me será bastante útil, porque me gustan bastante las faldas.  Pero empecemos por el principio.

El primer taller es recicla tu ropa. Llevé una prenda que me hice yo misma pero no me gusta nada porque no tiene forma. Me la probé y el profesor, lo visualizó enseguida. Había que subir la manda y añadir goma en cadera y manga. Así que sin pensármelo dos veces me lancé a descoser las mangas, a tomar medidas para subirla, abrir la sisa y a montarlas para pasarlas a máquina. Las gomas será lo siguiente que haga, me arriesgaré por mi cuenta, pero primero tengo que ir a comprarlas. Evidentemente ya visualizo mi armario para ver qué va a ser lo siguiente que voy a transformar. Aunque un profesor con tanta mujer siempre es algo de caos, porque todas requerimos su atención, pero observando, opinando sobre lo de la compañera y unas risas siempre hacen que de manera distendida aprendas.

Posteriormente entramos en patronaje. Empezaron a aprender a hacer las mangas, pero nosotras, Mónica y yo, empezamos por el principio. Tomar medidas, porque los patrones que diseñemos serán acorde a nuestras medidas, y hay que saber hacerlo. Posteriormente nos explicó como sería el patrón de una falda tipo, para posteriormente ir haciendo modificaciones sobre ese y crear varias faldas. Ahora es en casa donde tengo que ponerme a medir y crearlo. Lo de la costura parece que no, pero requiere tanto tiempo, aunque aún así motiva.

Me gustó mucho, y espero aprender mucho más.

Y aquí os dejo para que las interesadas o interesados puedan consultar toda la información http://www.lanauespaciocreativo.com/#!moda–y–creacin/cfb3

Tricot

Ayer empecé el curso de Tricot en Lanau impartido por Luisa Fernández. ¡ME ENCANTA! Creo que es mucho más que hacer tricot, que es un momento de sociabilizarse, de compartir, y de aprender a tejer que siempre viene bien, porque como se están poniendo las cosas el trueque va a ser una de nuestras salidas.

Es un taller que recomiendo a la gente que le gustan estas cosas por varios motivos, lo primero porque la profesora es de excepción, no solo te habla de cómo hacer las cosas, sino de tejidos, te ayuda a entender lo que estás haciendo y muy atenta, por lo que el aprendizaje es más rápido y motivador. Lo segundo el precio.  55 € con materiales y las lanas son de las buenas (esto me vuelve loca, amo las lanas, de ahí mi pasión por los amigurumis). El curso son los lunes de 18.30 a 20.00 horas. ¿te apuntas a pasar un buen rato?

Os enseñaría mi labor pero de momento solo he aprendido punto bobo, y a cerrarlo, entre otros conceptos técnicos correspondientes a este tejer, pero  os la enseñaré cuando acabe, me haré una bufanda, según acordamos el lunes, pero puede ser que llegue el momento y decida hacer un cojín. Pero, nada más llegar a mi casa me puse a practicar, es un vicio, y encima sano, entretenido, creo que no se le puede pedir nada más a los lunes, ahora ya no tengo domingos agónicos, simplemente ansiosos de que sean el lunes a las 18.30.

Para concluir mi mención al encanto de Lanau, tiene “rollo” el sitio. :)

 

 

A medianoche- en el sol de York

Después de ver esta obra puedo decir: “pon un Bob en tu vida”. Una comedia que baila entre lo romántico y la brutalidad de la realidad. Dos personajes, luces, algo de decoración neutra e imaginación (esto va a gusto y potencial de cada uno).

Narran la historia de una manera dinámica y divertida, e incluso musical. Episodios típicos, otros no tan típicos, pero en todo caso igual de divertidos. Aunque se dan pinceladas descriptivas de cada personaje es a lo largo de la obra cuando los vas conociendo y empatizando con ellos.

Elena es abogada. Bob es delincuente. Ambos se encuentran perdidos y con cierta sensación de fracaso, creen en su independencia y voluntad de los actos. Se encuentran cómodos en sus vidas no perfectas, pero ¿Qué es lo que realmente sienten? ¿Cuáles son sus secretos? ¿por qué les tocó jugar esas cartas? ¿Tendrán un As en la manga?

No quiero contar mucho porque tenéis que verla. Aunque hay que reconocer que el final es previsible, pero se disfruta durante todo momento.

Y para concluir tengo que decir que estaba en segunda fila, y hay que tener un cuidado porque cuando Bob y Elena hablan y miran para el público da la sensación de que te hablan a ti, Elena te hace gracia (en mi caso), Bob puede ser cautivador (también en mi caso), ajajaa, porque hay que reconocer que para no tener ningún rasgo característico es …

Maryland- Los años muertos

Sé que llego tarde, pero no sé por qué la primera vez que lo escuché no terminé de conectar con sus sonidos, tal vez porque no estaba yo en una etapa de mi vida que pudiera empatizar, a lo mejor, no sé, pero el otro día dije, voy a escucharlo de nuevo y la sensación fue totalmente diferente.

Son fieles a sus sonidos fluidos y dulcemente agresivos, la voz es uniforme y reposada pero tiene un toque que le da personalidad una textura final bastante identificativa. El cambio al castellano a mí personalmente siempre me da miedo, pero tengo que reconocer que he escuchado sus letras a conciencia y en este caso no hay que temer sino que agradecer.

A pesar de sus sonidos aparentemente optimistas se esconden unas letras que se bañana en el dolor, retuercen en la tristeza y buscan la provación en la esperanza o en la nueva ilusión. La voz se funde con la parte instrumental consiguiendo una ligereza en sus sonidos pero que dejan una energía belicosa.

Me parece un disco pulido, bien estructurado y muy pensado, no creo que hayan dejado nada al azar, porque en su conjunto es un disco conceptual lleno de matices que no buscan el protagonismo, es un delicado y mimado álbum que si te gusta el sonido de Maryland te va a encantar, si no, pues creo que no, ya que su sonido tiene tanta identidad que no te deja indiferente.

 

 

Crecer gracias a Smartib

Este fin de semana he estado en Sanlúcar de Barrameda en una “reunión” con la gente del grupo cooperativista SMART, donde está incorporado Smartib, una cooperativa de impulso empresarial para el sector artístico y cultural. Un nuevo modelo de gestión que funcinoa de la siguiente menara: me hago socio, formo parte de la cooperativa, facturo a través de ellos, y me dan de alta en régimen general por los días reales de trabajo. De esta manera solo pagas lo que te corresponde de seguridad social, IRPF, y a cambio les dejas el 7,5% de tu facturación. El día 5 del mes siguiente recibes un ingreso con tu correspondiente “nómina”. Gracias a este modelo he podido seguir haciendo mis pequeñeces en comunicación y gestión, porque si no, la cuota de autónomos me sería imposible afrontarla. Es decir, gracias a Smartib sigo creciendo como profesional, pero si el modelo ya es bueno, pero lo importante está en las personas que hay detrás.

Empezaré por decir que a ninguno de esta empresa les da pereza trabajar, y encima su actitud frente a este trabajo es siempre con una sonrisa, por lo que es más que agradable poder trabajar con ellos y formar parte de este equipo. Es incríble como miran por las personas, ellas son las importantes.  Pasamos el fin de semana en un ambiente distendido, a parte de que comimos brutalmente bien, nos echamos unas risas descomunales tengo que destacar la frase de Montse : “lo bueno de esta empresa es que somos muchas mentes pensantes”, lo que me encantó, porque estoy dentro de un proyecto con vida, actividad y ganas de hacer cosas, por lo que cada día es un reto y una motivación.

Me encanta formar parte de este proyecto porque siempre he valorado mucho la manera de trabajar y la actitud de las personas y la de todos los que forman parte de esto es increíble, no hay ni una mala hierba en todo esto, y las ganas de ayudar siempre están, su disposición por enseñarte y su paciencia es para hacerles un monumento. A mí me han enseñado todo lo que tiene que ver con gestión laboral de personas, que era totalmente nula, y ahora ya parece ser que me voy enterarndo, pero gracias a que siempre han estado al teléfono cuando les he llamado con  ¡DRAMA!

Soy afortunada de poder trabajar en un proyecto que me encanta y en el que creo, y que la gente con la que lo hago sean así. ¡Esto es pura magia!

The show must go on!

Amigos

Se dice que los amigos son los que están para lo bueno y para lo malo, y la realidad es que para lo bueno están, pero siempre aparecen con más fuerzas para pegar los cachitos en los que te conviertes cuando algo o alguien te destroza.

Yo, tengo la suerte de tener una panda de amigos llenos de talento, no sé si serán cultura pero sí son arte. EN realidad esa panda no son muchos, pero es como si tuviera una tropa porque valen cada uno por… no sé, no soy de números pero fácilmente habría que crear otro infinito o un número de estos abstractos e ilimitados.

Este post es para darles las gracias, porque si siempre estoy riendo es gracias a ellos, si siempre estoy activa es porque me dan energía, y vamos, si soy una creída es porque no paran de piropearme, al final, ellos son los culpables de lo que soy.

El sábado fue tan inesperado como estupendo.

 

Theater Truck

Ayer conocí a Isabel García una de las actrices y bailarinas creadora de Theater Truck, un camión convertido en un teatro.

En este particular escenario se desarrolla una historia infantil. Además, si entras en la web y ves las características este camión tiene mucho más que algunos teatros.

Un teatro móvil, que te acompaña, una experiencia diferente una realidad en miniatura, un cuento que se encierra.

Si no hay espacios los creamos, una idea diferente, original y con creatividad, además de que el espacio debe definir el espectáculo ya que estamos ante un escenario mínimo.

A ver si hay suerte y podemos pasar a ver alguna función :)